Control del clima  No hay productos en esta categoría.

En los cultivos de marihuana de interior de auto consumo el control del clima será el elemento más importante pues de él dependeremos totalmente para obtener una buena cosecha. Seremos nosotros mismos los que regularemos la temperatura, la ventilación y extracción, la humedad, el ciclo lumínico, los olores, todo lo que la naturaleza hace de form...

En los cultivos de marihuana de interior de auto consumo el control del clima será el elemento más importante pues de él dependeremos totalmente para obtener una buena cosecha. Seremos nosotros mismos los que regularemos la temperatura, la ventilación y extracción, la humedad, el ciclo lumínico, los olores, todo lo que la naturaleza hace de forma "automática" lo deberemos hacer nosotros mismos. Además de todos los elementos necesarios, que variarán dependiendo del tipo de cultivo y la experiencia del jardinero, serán necesarias herramientas y ciertos accesorios que nos facilitarán las tareas, incluso automatizando totalmente el cultivo.

En el control del clima para el autocultivo de marihuana disponemos de soluciones que prácticamente hacen todo el trabajo por ti. Programadores y temporizadores que funcionan según la temperatura o la humedad y se conectarán cuando sea necesario, centralitas desde las que controlar totalmente los extractores e intractores de cultivos más grandes, sistemas de cultivo para hidroponía o aeroponía, etc

Más
Control humedad y...

El control de la humedad es un factor importante en nuestros cultivos de interior. La humedad baja hace que las plantas en crecimiento se espiguen y creen menos ramas laterales pero nada más. Sin embargo, la humedad alta puede crear muchos problemas de hongos que pueden acabar con el cultivo en cuestión de semanas.

Siempre será mejor tener la humedad un poco baja que alta, sobre todo el floración que es cuando el oidio, la botrytis y el fusarium atacan y en complicado eliminarlos.

De la misma forma la temperatura es igualmente importante a la hora de crear nuestro micro clima, de hecho, es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. La temperatura en un cultivo de interior puede oscilar en un rango que va desde los 15º hasta los 28/30º siempre y cuanto tengamos una ventilación correcta. Si bajamos o subimos de este rango de temperatura las plantas van a sufrir o demasiado calor o mucho frío, una temperatura de 20/22º sería lo ideal ya que nos permitiría bajar los focos para acercarlos a las plantas lo máximo posible y aumentaremos la producción.

La temperatura por debajo de los 12º puede bloquear el crecimiento y la floración de las plantas y por encima de los 28/30º podrán aparecer hongos que acaben con la cosecha o esta será pobre y de poca calidad.

Para ajustar automáticamente tanto la humedad como la temperatura, además de los humidificadores o deshumidificadores, contamos con las Fan Controller ó controladoras que regulan automáticamente la humedad, temperatura, potencia de entrada y salida de los extractores así como la presión. De esta forma y simplemente con ajustar los valores inicialmente, todo se realizará de forma automática.

Ventilación

Si la extracción y la intracción (sacar y meter el aire) es importante para tener siempre aire fresco y renovado en las salas o armarios de cultivo, la ventilación no es menos importante. Y nos referimos a ventilación cuando hablamos de los ventiladores encargados de mover al aire y repartirlo por el cultivo evitando zonas calientes o viciadas que pueden crearnos problemas de hongos o plagas.

Usar ventiladores es obligatorio si no queremos tener problemas. Los hay que se colocan en alto, los hay de pie como los que usamos en casa cuando llega el verano y también los hay que se pueden instalar en las paredes. Estos elementos no solo mejoran la calidad del cultivo y evitan los problemas antes mencionados sino que además el golpeo incesante del flujo de aire sobre las plantas hace que estas creen tallos y ramas más fuertes y capaces de soportar más peso con lo que este simple detalle aumentará la producción final.

Control de olores

El olor de las plantas de marihuana es fuerte y muy persistente. Por tu seguridad y discreción y para no molestar a vecinos es necesario tomar ciertas preucaciones si no queremos que media ciudad sepa lo que estás haciendo. El elemento más importante es el filtro de carbo activo antiolor. Estos filtros se instalan en el extractor y hace pasar el aire por su interior eliminando casi el 100% del olor. Solo los mejores filtros, instalados con su correspondiente extractor de buena potencia, serán 100% efectivos.

Además de los diferentes tipos de filtros antiolor existen otras soluciones también muy interesantes como los generadores de ozono (ozonificadores) que SI eliminan el olor por completo y además matan bacterias y hongos que haya en el ambiente, es un purificador de aire. Estos aparatos son caros pero son los únicos que nos garantizan la eliminación total del olor. La combinación de ambos, filtro y ozonificador es imbatible actualemente.

También disponemos de cremas y pastillas de diferentes olores para camuflar o para eliminar olores indeseados, aunque estas soluciones son menos efectivas pero mucho más económicas.

No ahorres en el fisistema antiolor, es un error que puedes pagar muy caro.